1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Alberto Tasso En La Biblioteca Popular Amalio Olmos Castro, Santiago Del Estero

Alberto Tasso y la historia en una biblioteca

Una tarde otoñal visité a Alberto Tasso en la Biblioteca Popular Amalio Olmos Castro en Santiago del Estero, cita ineludible para todos aquellos que quieran escarbar en la vida de la “madre de ciudades” a lo largo de su historia. Lo sorprendí mientras emprendía la ardua tarea de reacomodar los libros en los nuevos estantes que acababa de colocar;  un desbordamiento incesante de papeles y volúmenes se amontonaban peligrosamente a su alrededor cuando le ofrecí ayuda. Me encontré de repente, tirado en el suelo, intentando dar cobijo aquellos libros y documentos de lectura inevitable.

Los encuentros con Tasso tuvieron signados desde los comienzo por el espacio de una biblioteca. La primera vez que lo vi coincidió con mi primera visita a la mítica biblioteca Sarmiento, en el marco de un Seminario Taller denominado “visita guiada a la historia santiagueña”, dictado allá por el año 2004. El sólo hecho de ingresar a aquella biblioteca, produjo en mí una rara sensación de vértigo, producto, quizás, de mi atenta mirada a aquellos libros que envejecidos reposaban en los anaqueles más altos. Más de 400 años de historia local se presentaron sin pedirme permiso.

Canal Feijoo ocupaba un lugar de privilegio pero rodeado de la vastedad casi inabordable de la obra de Orestes Di Lullo. Los hermanos Wagner, Baltazar Olaechea y Alcorta, Andrés Figueroa, Gárgaro, nombres que comenzaron a sonarme, eran entonces figuras fantasmales, viejos ciudadanos de primera clase de una biblioteca que por mucho tiempo los había dejado de lado, apenas como recuerdo o curiosidad bibliográfica.

Hace unos meses visité nuevamente a Alberto Tasso. Lo encontré investido en la figura de presidente de la comisión directiva de la Biblioteca Sarmiento. Era tiempo de vacaciones, lo hallé solitario y laborioso, allí donde su cargo manda estar. Rodeado de estantes cargados de libros leídos y por leer, su gestión se presenta como una luz de esperanza para una institución portadora de una memoria ejemplar, testigo de los tantos encuentros y desencuentros por los que ha atravesado la historia santiagueña.

 

Bernardo Canal Feijóo, Orestes Di Lullo y Jorge Washington Ábalos en mi biblioteca en Tucumán

Bernardo Canal Feijóo, Orestes Di Lullo y Jorge Washington Ábalos, en mi biblioteca en Tucumán

Alberto Tasso en la biblioteca Popular Amalio Olmos Castro, Santiago del EsteroAlberto Tasso en la “Biblioteca Popular Amalio Olmos Castro”, Santiago del Estero

Twitter